Patrimonio Cultural

Adsubia y Forna, fusionadas en un solo municipio desde el año 1911, conservan en la actualidad un importante legado de la Edad de Bronce y de las civilizaciones ibero-romanas que la poblaron. A pesar de que los archivos históricos del municipio fueron destruidos durante la Guerra Civil, Adsubia-Forna ha sabido preservar su patrimonio arquitectónico y cultural para mantener todo el encanto de una auténtica alquería morisca.

El Castillo de Forna, la Iglesia de San Vicente Ferrer, las fuentes moriscas, y el peculiar trazado urbanístico del municipio, convierten a Adsubia-Forna en un verdadero conjunto de interés histórico, capaz de sorprender y trasladar en el tiempo a sus visitantes.